cascade-logo.png
 
 
Según la mitología Maya, el cacao era un alimento divino que el dios Kukulkán le entregó a la humanidad después de su creación. Anualmente en el mes de MUWAN (mes de Abril) se celebraba un festival para honrar al dios del cacao Ek-Chuah. Se creía que las vainas del árbol de cacao eran regalos divinos hacia los hombres y el chocolate solía tomarse en copas de oro por la realeza y la élite de aquel tiempo.
 

 

El chocolate y la salud. 

Según estudios realizados por nutricionistas, médicos y neurólogos de las universidades de San Diego California, Harvard, Johns Hopkins y el Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos el chocolate negro solo aporta beneficios si se es consumido en cantidades moderadas acompañado de un estilo de vida saludable. Se entiende por chocolate negro cuando este tiene una proporción de cacao de un 50% o mayor a esta, y a partir de esa cantidad es cuando sus notas amargas se hacen bastante perceptibles. Entre más alto su nivel de cacao sera mucho mejor para ti. 

COMO EL CHOCOLATE AYUDA A TU BIENESTAR:

  • Activa tu metabolismo: Contribuye a quemar más calorías, mantener tu peso de forma natural y reducir el índice de masa corporal. 
  • Ayuda a tu corazón: Mantiene la presión arterial estable, mejora el flujo sanguíneo y disminuye los problemas cardiovasculares.
  • Fortalece tu piel: Evita el envejecimiento prematuro protegiendo su elasticidad natural.  
  • Protege tu organismo: Es un alimento rico en antioxidantes, polifenoles y flavonoides que tienen como función evitar los procesos degenerativos del cuerpo y protegerte de enfermedades como el cáncer, Alzheimer y Parkinson. 
  • Mantiene tu cerebro sano: Mejora el flujo sanguíneo al cerebro lo cual hace que mejore tu memoria, agilidad mental y rendimiento.
  • Combate el estrés: Incrementa la Serotonina (la hormona de la felicidad). Esta se encarga de controlar el estrés y la ansiedad dándote una sensación de calma y tranquilidad. 
  • Es rico en minerales y vitaminas: Como el fósforo, magnesio, hierro, potasio, calcio, entre otras. Y vitaminas como A, B1, B2,  B3, C, E.